Web muertos – Dead Sites

Sitios web muertos / dead sites

¿Alguna vez ha oído hablar de “sitios web muertos” o dead sites? Se trata de los sitios web que terminan su vida en Internet después de un tiempo. no son los sitios de la “deep web” ya que eso se refiere a la web profunda, ¿Qué pasa con estos después de su muerte?

¿Alguna vez ha oído hablar de “sitios web muertos”? Se trata de los sitios web que terminan su vida en Internet después de un tiempo. ¿Qué pasa con estos después de su muerte? ¿Existe un archivo donde pueda rastrearlos? ¿Alguien mantiene estadísticas de cuántos sitios web mueren a diario o mensualmente? ¿Qué país o qué categoría tiene realmente el mayor cementerio de sitios web? ¿Existe algún estudio sobre los motivos de su muerte? Las preguntas podrían continuar.

La idea sobre esta parte oscura de Internet surgió cuando estaba navegando en una radio de onda corta en medio de la noche. De repente, escuché las palabras “Tod und Sterben im Internet” de un canal alemán. El programa estaba a punto de terminar. “Tod und Sterben im Internet” significa “muerte y morir en Internet”. ¡Qué triste suena! Pero, ¿qué significa realmente? No puedo dar una descripción mejor que la siguiente que encontré en Internet:

Imagen estrictamente Ilustrativa

De acuerdo con datos de Internet Live Stats, en la actualidad existen en internet 1.700 millones de sitios Web, de los cuales el 99.94% están muertos. Estas plataformas que en sus comienzos recibieron un nombre único fueron abandonadas por falta de mantenimiento y soporte. Una de las principales causas de muerte de estas páginas son los buscadores, quienes permiten acceder de manera fácil, rápida y ágil a los sitios más interesantes, evitándole a las personas la navegación por ese 99.94 % restante.

La Institución Universitaria Salazar y Herrera implementa estrategias para que el sitio Web permanezca vigente, “ estas tienen que ver con un trabajo articulado con cada una de las dependencias de la Institución, pues generamos contenidos de interés tanto para los estudiantes como para la comunidad educativa en general, visibilizando lo que hace cada dependencia. Somos muy cuidadosos en cuanto a la estética y usabilidad de la página”, explica Esteisy Castaño Mora, Asistente en Comunicación Digital de la Institución.

Además considera impactantes estas cifras, debido a las posibilidades que ofrece el internet para darse a conocer, vender, o posicionar una marca “en este sentido, son una buena herramienta de marketing. Sin embargo habría que entrar a indagar por qué ocurre esto, debe existir una razón para ello que no necesariamente corresponde con intereses económicos, posiblemente estos ya cumplieron con su objetivo” añade.

“Nacen, crecen, son amados por unos pocos, comunican algunas cosas y luego mueren. La muerte de un sitio web generalmente no se marca, pasa desapercibida y no se reconoce. Un sitio web muerto ya no es una empresa valiosa, sino un registro histórico, una arena de tiempo marcada con fiereza. Un sitio web que ha muerto no recibe funeral, ni despedida, ni elogio y, a menudo, no obtiene las últimas palabras. Los sitios web parecen sufrir una muerte extraña: son organismos muy públicos y muy privados, creados por unos pocos vivos para una audiencia viva y, cuando pasan, el acto de verlos o reflexionar sobre ellos es intrínsecamente solitario.

Multitud de sitios web
Según datos de Internet Live Stats, el 28 de julio de 2022, exactamente a las 12:04 siguiendo la hora de Europa Central, existían 1.970 billones (sí, con B) de sitios web. Eso es mucho más que los 2,4 millones de sitios que había en 1998 o los 17,1 millones del año 2000.

La primera vez que la web llegó a mil millones de sitios fue en septiembre de 2014, hace solo cinco años. Luego cayó y volvió a subir en 2016. Las caídas también ocurrieron después de 2009 y 2012, aunque es difícil decir por qué. La última caída fue de 2017 a 2018: el año anterior ya tenía un número total de sitios listados de 1.760 millones, lo que le dio a 2017 el título de año récord

Uno pensaría que el robot de Google, que analiza toda la información en línea y la transfiere a la obtención de ingresos, también tendría una respuesta a este interesante problema. Desafortunadamente, después de buscar durante una semana, no pude encontrar ninguna respuesta en Google o Google Lab.

Por el contrario, descubrí que a los motores de búsqueda en general no les gustan los sitios muertos. Uno de sus principios es ofrecer sitios más reales y dinámicos en sus resultados. Por lo tanto, no les gustan los sitios muertos, los enlaces muertos y todos los sitios web que huelen a muerte. Incluso no les gusta lo que podríamos llamar sitios agotados, sitios que se están construyendo y que nunca cambiaron o en los que nunca se trabajó más tarde. Estos también pueden interpretarse como potencialmente muertos o casi muertos y, por lo tanto, se colocan en la parte inferior de los resultados de búsqueda.

Los motores de búsqueda
Observamos el lanzamiento de algunas propiedades web de renombre, como el lanzamiento de Yahoo en 1994, cuando la indexación de la web se podía hacer en páginas HTML codificadas a mano. Esto ocurría incluso antes de que supiéramos realmente qué era un «motor de búsqueda». La llegada de Google en 1998 puso fín y solución a este problema hace 24 años.

Si quieres verlo con mayor perspectiva, echa un ojo a Live Stats. A pesar de los miles de millones de sitios, solo alrededor de 200 millones están realmente activos. El resto son principalmente nombres de dominio aparcados y abandonados. Descanse en paz el 99,94 por ciento de la web.

Es posible que los motores de búsqueda no estén interesados ​​en ellos, pero eso no disminuye su importancia para la historia de Internet o las ciencias socioeconómicas. Las preguntas mencionadas en la parte superior merecen estudiar este problema en profundidad. Aún así, cabe mencionar que el interés general por el tema aún está a la espera. Esto podría llegar en un futuro próximo.

De hecho, la poca información que está disponible en Internet ya da una pista de lo que se avecina. El sitio web www.archive.org ofrece, por ejemplo, una idea de la historia de muchos sitios web. Si escribe una URL en su “waybackmaschine”, es posible que obtenga resultados de captura de pantalla a partir de 1996. Es interesante seguir el desarrollo del diseño de algunos sitios muy populares hoy en día. Archive.org está conectado a Alexa y, por lo tanto, muestra solo los sitios “capturados” por Alexa. Sin embargo, es una contribución muy importante y de gran valor en este campo.

Otro sitio llamado www.disobey.com muestra en la categoría “sitios fantasmas” una lista de sitios muertos o sitios fantasmas como los llaman. También se han añadido comentarios a algunos sitios web inactivos; sobre su desarrollo y el motivo de su muerte. El sitio y su lista son producto de la opinión personal del editor del sitio, el Sr. Steve Baldin.

Por supuesto, también en este campo los inteligentes son los primeros. Un sitio web ya se promociona a sí mismo con “Cómo darle vida a su sitio”. Al igual que sus colaboradores en el mundo empresarial, prometen dar vida a un sitio web muerto. En tres meses, su sitio web muerto tendrá la mejor posición en los motores de búsqueda.

Otro sitio web explica cómo puede beneficiarse de un sitio web inactivo. Imagínese que el sitio web x estuviera trabajando en el negocio de los viajes. También tienes un sitio web de viajes y sabes que x está fuera de vida. Así que rastree los enlaces hacia atrás ax, explique la situación a los webmasters de estos enlaces dados y dígales que su sitio web podría ser un sustituto de la x muerta. Su sitio tendrá, por lo que el sitio web confirma, en poco tiempo entre un 10 y un 20% más de socios de enlaces de calidad.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta